El consejero de Educación, Carlos Gimeno, tras afirmar que su departamento "no va a hurtar a las comunidades educativas la capacidad de decidir", ha reiterado que "a partir de enero cada centro educativo podrá tener la jornada que desee".
De esta forma se ha pronunciado en declaraciones a los periodistas antes de participar en una rueda de prensa en el Planetario, al ser cuestionado sobre las reuniones que ha mantenido en los últimos días con representantes de la comunidad educativa.
El consejero ha recordado que Educación "avanza progresivamente hacia la normalidad, con flexibilizaciones y con una reducción de restricciones dentro del marco normativo estatal" y en ese sentido, ha apuntado, ha iniciado contactos con agentes de la comunidad educativa para explicarles las diferentes iniciativas del departamento.
En concreto este lunes se reunió con la mesa sectorial y con federaciones de padres y madres y el viernes con las principales asociaciones de directores y patronales de centros concertados.
Al respecto ha explicado que en el protocolo desde mayo existían dos ventanas para afrontar relajaciones en relación la jornada horaria, pero en el primer momento no se puedo "ejercer esa ventana porque no existían las condiciones epidemiológicas que estamos viendo ahora", con una situación de riesgo bajo, pero todavía no una nueva normalidad.
El departamento entiende que próximamente se va a entrar en el espacio que los epidemiólogos entienden de "nueva normalidad" y en ese sentido "será posible avanzar" conforme a lo que permita la normativa.
En ese sentido, Gimeno ha asegurado que se va a dejar a las comunidades educativas elegir la jornada horaria que quieran establecer y en esa línea se ha publicado la resolución de jornada continua con la singularidad de que se pueda iniciar desde enero.
En enero, tras las vacaciones de Navidad, se valorará la posibilidad de volver a las jornadas anteriores de la pandemia, pero en el caso de que alguna comunidad no desee hacerlo, se dará la opción de mantenerse en la jornada actual independientemente de la anterior y de la que pueda tener en un futuro.
Respecto a la flexibilización de medidas, ha indicado que ya se ha dado la posibilidad de que los alumnos de un mismo nivel se puedan mezclar y ha puntualizado, ante alguna de las demandas planteada, que la supresión de la mascarilla en Educación Física no es competencia de su departamento sino del ámbito sanitario.
En cuanto a la demanda de nuevas contrataciones, ha insistido en que es preciso tener en cuenta de donde se viene y en este caso es de un "momento extraordinario", de un curso con jornada continua covid, con 666 profesores más.
Gimeno ha subrayado que la dotación de recursos personales es la misma que el curso anterior, "partimos de una dotación muy singular y relevante" y en ese sentido ha señalado que Navarra es la comunidad que tiene mejor ratio de profesor por alumno, 110 profesores por cada mil alumno, un profesor por cada nueve alumno.
"No es lo mismo provenir de una plantilla escasa a una extraordinaria como la del curso anterior, que se mantiene", ha aseverado.